Macross30-01
La Guerra de Uno.

.

Hace ya unos cuantos meses servidor daba la noticia en esta humilde web sobre el nuevo proyecto jugable basado en el universo Macross. La verdad es que como ávido jugador de las tres entregas de PSP y forofo hasta el túetano de dicha serie he de reconocer que el planteamiento anunciado de “Action-RPG” no me hizo mucha gracia. Consideraba aberrante que teniendo un estudio de la veteranía y el talento demostrado como ArtDink se metieran en experimentos jugables de dudoso éxito para la que iba a ser su primera incursión seria en PlayStation 3 tras varias demos largas que acompañaban a sendos Blu-Rays de películas de la saga.

.

Ochenta horas de juego más tarde a Macross 30 he impreso la noticia que colgué en AkibaHole en blanco DIN-A4 y tras aderezarla con un poco de sal, pimienta y tabasco la he engullido en tres bocados. Colgaría el video de tan estrambótica cena, pero para atentados contra la salud pública ya está Crónicas Carnívoras.

.

Macross30-04
Aterrizando un caza mientras se baila claqué. Yes, we can.

.

El problema fundamental de atreverse a hacer un juego que rompa sustancialmente con el género al que se supone pertener es que resulta difícil de vender de cara a los productores. Supongo que en ArtDink pensaron que resultaría más fácil convencer a los ejecutivos de negro corazón de Bandai Namco diciendo que iban a hacer un Action RPG que si les dicen que estaban planteando un juego de entorno abierto al estilo Grand Theft Auto, pero con aviones transformables. La cara de los ejecutivos no habría tenido precio, y casi habría sido comparable a la que debieron poner cuando en Atlus dijeron que trabajaban en un RPG en el que estudiantes menores de edad luchaban de noche contra ángeles y demonios disparándose en la cabeza y por el dia se dedicaban a mantener relaciones sexuales promiscuas en love hotels de dudoso gusto.

.

Macross30-07
Leon y Aisha: tensión sexual no resuelta volumen 2459.

.

Pero estoy divagando. Lo importante aquí es el juego, y hay que decir que probablemente Macross 30 sea el videojuego basado en un anime mas ambicioso y valiente que servidor ha tenido el gusto de probar. Como todos los fans hemos podido comprobar durante largos y dolorosos años la tarea realizar un juego de Macross no es sencillo por la simple concepción de la serie. Si tienes un Gundam tienes que hacer que ande y como mucho que salte o flote; pero si tienes un Valkyrie tienes que currarte un modo de control distinto por cada una de las tres transformaciones… y que los tres sean jugables. Esto motivó que en general los juegos de Macross fuesen bastante apestosos e injugables… o bien se aprovechaban de alguna trampa para ser divertidos aunque escasamente fieles.

.

httpv://youtu.be/bbOjGLKP2f8

.

Sin embargo, todo cambió cuando las gentes de ArtDink arrebataron la franquicia de las pestilentes manos de Banpresto. Fueron ellos los que implementaron el esquema de movimiento avión – helicóptero – humano de manera coherente. Gracias a ese planteamiento de control tan simple y tan estudiado los tres Macross de PSP son regalos jugables para los fans. Muy destacable la titánica tarea que emprendieron con la tercera parte, en la que iban repasando todas las series de Macross una a una con todo lujo de detalles incluyendo hasta las partes apócrifas. Pero claro, cuando ya llevas tres entregas de lo mismo y te has quedado sin series, mangas, OVA´s u otro tipo de material al que recurrir… o te repites hasta hartar al personal (hola, juegos de DragonBall) o te montas una historia nueva con la que te arriesgas a hacer un ridículo de los históricos.

Afortunadamente, en ArtDink tienen bastante verguenza y no les apetecía demasiado el comenzar su andadura en PlayStation 3 con la cara partida. Un vistazo rápido a los nombres involucrados en el proyecto delatan la presencia de gentes como Risa Ebata (diseñadora de personajes de Macross Frontier), Junya Ishigaki (diseños mecánicos y alienígenas, viejo conocido de los tiempos de Xenogears) o el mismísimo Shouji “El maldito hippie” Kawamori supervisando todo el entorno tecnológico del juego. El objetivo era ambicioso: crear una historia original que no solo continuase lo ya visto sino que tratase de dar un poco de lógica a los inmensos agujeros argumentales que Kawamori siempre deja en sus obras… especialmente a la hora de cerrarlas. El resultado final es muy meritorio, pero lamentablemente queda lejos de lo que podría haber sido de haber completado todas sus ambiciosas metas.

Macross30-03
Tres cargadores y veinte misiles. Por si las moscas.

El argumento se ubica en el año 2060, lo que sería un año escaso tras el final de Macross Frontier y 50 años después de la 1º Guerra Espacial Humano – Zentradi narrada en la serie original SuperDimensional Fortress Macross. Manejamos al joven Leon Sakaki, piloto novato de la empresa militar privada S.M.S destinado como refuerzo a la colonia establecida en el lejano planeta Ouroboros. El bueno de Leon está cortado del mismo patrón del que salen todos los protagonistas jóvenes de las series de Macross: piloto de combate, sin excesiva experiencia, cabeza en las nubes, incapacidad manifiesta para relacionarse con las mujeres y una tendencia a estrellar su avión que raya lo suicida. De hecho, tarda exactamente 6 minutos y 12 segundos de juego en estampar su flamante VF-25 contra la superficie del planeta. Mientras se recupera en el hospital conocerá a Aisha Blanchette, su oficial superior de raza zentradi y una verdadera friki babeante de los valkyries capaz de cometer el excrerable crimen de pintar su VF-19 de color rosa. Aisha no tardará mucho en explicar que Ouroboros es un planeta frecuentemente afectado por disrupciones en el Pliegue (recordemos: el método que se usa en este universo para viajar más rápido que la luz), dando lugar a un fenómeno conocido como la Aurora de Ouroboros que se sospecha es la causa de las frecuentes distorsiones espacio-temporales que sufren. Estas auroras han convertido al planeta en el nido preferido para piratas, contrabandistas, renegados, convictos fugados y demás hez del universo… y en la S.M.S andan bastante cortos de personal como para erradicarlos. Eso por no hablar de los pobladores originales del planeta: la raza insectoide conocida como Dyaus. Así que recién salido del hospital Leon tiene que montarse en un vetusto VF-0 que se cae a cachos y ejercer de sheriff de la frontera. Afortunadamente no vamos a estar solos en esta empresa. Tenemos el respaldo del portaaeronaves Gefion (que será nuestra base) y Aisha nos echará una mano a la hora de explorar las numerosas cuevas y accidentes geográficos del planeta.  No tardaremos mucho en encontrar atrapada en una de estas cuevas a Mina Forte, extraña muchacha que parece haber permanecido en hibernación en las entrañas del planeta y con la que completamos el habitual triángulo amoroso de todas las historias en la saga Macross. Para añadir leña al fuego, las frecuentes Auroras de Ouroboros están expulsando constantemente pilotos de todos los rincones y eras de la galaxia. Muchos de ellos son abiertamente hostiles, otros tratan de revivir rantiguas glorias… y los menos descubrirán que están en un periodo temporal completamente ajeno al propio y querrán echarte una mano a cambio de volver a su época. Suele decirse que poca ayuda es mejor que ninguna, pero cuando esa ayuda son leyendas de la talla de Hikaru Ichijou, Guld Goa Bowman, Shin Kudou o Maximillian Jenius… la cosa cambia.

 –

Macross30-06
Alto Saotome, comprando papeletas para la próxima Hostia a sortear en directo.

Teniendo ya completamente detallado el argumento, podemos pasar a otros aspectos. Si hablamos del aspecto visual, objetivamente hablando hay que decir que cumple raspado. Los escenarios son grandes pero no en exceso, tampoco están precisamente rebosantes de detalle y las cavernas o bases subterráneas son efectivas pero simples. Como las bases de las misiones secundarias en Mass Effect 1, que eran todas iguales. Los Valkyries si gozan de un buen montón de detalles, incluyendo pinceladas de auténtico frikismo. Han respetado las distintas maneras de transformarse desde las básicas de los VF-1 y los Köning Monster a la rarísima de los VF-25 con la cabina en la espalda. Han respetado incluso las leves diferencias de geometría alar fija o variable entre el YF-19 y el VF-19. Diablos, si hasta han rescatado modelos muy desconocidos como el YF-25 Prophecy de las novelas Macross The Ride!. Se nota que han invertido mucho tiempo y esfuerzo en este apartado, pero lamentablemente no se llega a alcanzar el nivel de detalle que pueda tener un Ace Combat, por poner un ejemplo rápido. Obviamente los presupuestos de ambos juegos son muy distintos, pero no deja de ser una pena. Los diseños de personajes casan perfectamente con los ya existentes, cosa que no resulta muy rara porque son obra de la misma persona: Risa Ebata. Por ello tanto Leon como Aisha o Mina encajan como un guante en esa serie. De hecho, encajan tan bien que siembran la sospecha de que estamos ante los diseños deshechados de Alto, Sheryl y Ranka. Sospecha que se acentúa cuando vemos a otros personajes como Rod Baltmar o los mismos Dyaus que no dejan de ser la versión Carrefour de los Vajra.

 –

Macross30-02
YF29 Dundaral Isamu Dyson Custom. Oscuro objeto de deseo.

Lo que no tiene perdón de GRE es el apartado musical. Uno de los pilares fundamentales de todas las series en Macross es la música y las canciones. Lamentablemente, aquí se han cometido una gran cantidad de cagadas junto a algunos crímenes excrerables. Para empezar, los temas instrumentales son totalmente anodinos y tras horas y horas de escucharlos ni uno solo permanecerá en nuestra memoria. El tema de las canciones es más peliagudo aún, ya que únicamente suenan cuando realizamos un ataque especial… y la cantidad y longitud de los cortes es tremendamente limitada. De SDF Macross tenemos el Ai Oboete Imasuka, de Macross 7 un par de temas de Fire Bomber, de Macross Zero el Mayan Song, de Macross Frontier escasas 3 canciones (Don´t Be Late, Seikan Hikou y Sayonara no Tsubasa). Como tema propio contamos con el inédito Planet Cradle, que no está mal del todo pero palidece frente a los clásicos. Y el crimen realizado con Macross Plus no tiene nombre: han incluido una versión ultrarecortada de Information High y el hermosísimo tema vocal Voices directamente ha sido masacrado. Definitivamente Macross 30 se queda muy flojo en este apartado; algo especialmente fastidioso si tenemos en cuenta los magníficos y muy completos apartados musicales con los que contaban los Macross de PSP.

 –

Entonces, si gráficamente no es una maravilla y musicalmente hace muchas aguas ¿cuales son los puntos fuertes de este juego? Pues dos elementos bien distintos y conjuntados. El primero de ellos es el propio desarrollo del juego. Macross 30 nos concede plena libertad para ir explorando los distintos continentes de Ouroboros a nuestro gusto, con montones de recovecos, bases ocultas y asentamientos civiles o colonias por descubrir durante nuestros vuelos. También tendremos multitud de submisiones que van desde la escolta de naves de carga, los encargos de mensajería o búsqueda, las recompensas por derribar ases enemigos, las carreras en el desierto y muchos más. Completar estas misiones no solo es divertido, sino que son la llave para ir desbloqueando y evolucionando la inmensa cantidad de Valkyries a nuestra disposición. Ir sumando nuevos aviones provoca una adicción como hace mucho que no experimentábamos en un juego de temática anime. Desde los primigenios VF-0 Phoenix y SV-51 pasando por todas las familias posteriores, modelos estándar y personalizados hasta llegar a los ultimísimos YF-29 Dundaral, YF-29B Perceval y el recién creado para el juego YF-30 Cronos. Por supuesto también se incluyen los correspondientes complementos o PACKS para los cazas, que modifican en gran medida el comportamiento de nuestros cazas. Lo mejor de todo es cuando completamos el juego por primera vez y empezamos a descubrir la cantidad de aviones inéditos que nos quedan por desbloquear. Hay que tener claro que si queremos obtener el arsenal al completo vamos a echarle muchas horas de juego. Esta vez el tirar de tarjeta de crédito no servirá para desbloquear todo rápidamente, ya que los únicos aviones DLC que se venden son los mismos que pueden desbloquearse, pero con una capa de pintura extra.

 –

Macross30-08
El YF-30 Cronos está especialmente recomendado cuando hay que destruir varios objetivos simultáneamente.

.

El otro aspecto que nos impedirá soltar el mando es el fanservice bien entendido. Ojo, no hablo de una sucesión constante de planos con bragas, pseudoeróticas secuencias de onsen y tocamientos indecentes entre muchachas. Eso es una simplificación a las que nos tienen malacostumbrados las productoras de anime. Cuando vemos a Alucard con traje moderno en Aria Of Sorrow hablamos de fanservice. Cuando Spike Spieguel se pone a hacer virguerías con unos nunchakus imitando a Bruce Lee hablamos de fanservice. Cuando Rin Tohsaka le dice a Emiya Shirou que no se ponga chuleras tan pronto hablamos de fanservice.

 –

Poner en una misma habitación a Sarah Nome, Mao Nome y Sheryl Nome, y que Mao pregunte a Sheryl si recuerda si su abuelo se llamaba “por casualidad” Shin es fanservice del bueno. Contemplar la cadena de collejas por novato que Leon recibe de Alto Saotome, y detrás de él en sucesión Ozma Lee, Shin Kudo, Guld Goa Bowman, Maximillian Jenius e Hikaru Ichijou es hilarante. Que la tierna e inocente Mina entre en el comedor de pilotos preguntando si alguien quiere probar la tarta de piña que acaba de sacar del horno y ocho voces femeninas exclamen a la vez “NO” mientras Ranka la saca a toda prisa de la sala deja bien claro que los creadores se han empollado bien todas las sagas al completo y sus chistes privados. Ver como las malignas mentes de ArtDink han nombrado a Isamu Dyson Gran Tocahuevos Mayor Del Universo Macross y escuchar las burradas que no paran de salir por su boca hace que las horas que tardamos en desbloquearlo merezcan la pena. Lindezas del estilo “Oye, Basara, he oído que te llaman El Lynn Minmay Masculino. ¿Como soportas salir a la calle con un mote así?” o “Sheryl, cariño, entiendo que odies a las productoras de música. Por cierto ¿te ha contado Myung a qué se dedica?”. Por no mencionar las abundantísimas coñas sobre los muy irregulares hábitos sexuales de la tripulación en general y las meltrandi en particular. Únicamente podría haberse mejorado de haber incluido en la plantilla a Roy Fokker pero, incomprensiblemente, es el único personaje importante de todo el universo que no se ha incluido. Probablemente porque eclipsaría al resto.

.

Si nos ponemos a hablar del factor GAR la cosa ya se desmadra por todas sus costuras. Macross 30 empieza lento y sigue lento, pero a partir del tercer episodio empieza a subir y no para hasta alcanzar alturas memorables. Creo que no exagero lo más mínimo al decir que si se decidiesen a hacer en serie de anime o película escenas como la de la misión 8-3 o el tradicional Último Despegue iban a dejar a los fans contentos durante otra década entera. Y ganar dinero a espuertas, todo sea dicho. Son misiones demasiado largas de explicar en una reseña como esta pero merece la pena jugarlas y ver hasta donde puede volverse épico este juego.

macross-30-11
Vale, de acuerdo, también hay de este otro fanservice, pero es mucho menor.

.

Así pues ¿merece la pena gastarse los dineros en Macross 30? Si eres un fan de la serie o del universo, es un título absolutamente imprescindible por la riqueza del trasfondo, el respeto con el que se ha tratado a los personajes y la monumental cantidad de material extra incluido, desde entrevistas a los creadores hasta los cortos SD de la Profesora Sheryl. Si te gustan los juegos de aviación también le dedicarás muchas horas aunque cierto es que en los combates se ha querido priorizar las ametralladoras y lásers frente a las muy habituales Masacres de Misiles. Lamentablemente, es muy posible que el jugador ocasional o que busque algo inmediato no se sienta excesivamente atraído por un juego que, de querer abarcar tantas cosas, se queda a medias los gráficos o la música. Es un tema que fastidia bastante porque como juego basado en un anime le da muchas bofetadas a todos los bodrios que vemos aquí sobre series de anime… o que vemos en Japón. Esperamos que en la próxima ocasión ArtDink realice un juego sobre Macross  yconsiga realizar un producto totalmente redondo en todos sus aspectos. Sabemos que talento tienen de sobras.

PD: Macross 30 es un título exclusivo de PlayStation 3 que no se ha lanzado fuera del país del Sol Naciente, ni hay planes de sacarlo. Está enterito en japonés voces y el 90% del texto, por lo que puede ser de difícil comprensión a pesar de su naturaleza arcade. Pero como los fans de Macross somos una gente encantadora y desprendida amén de guapa y carismática no es nada difícil encontrar traducciones de todos los menús, mecánicas y sistemas por la red que resultan de inestimable ayuda. Ha llegado a mis manos gracias a la generosidad de los señores Time Mage y Mu de Jamir, quienes encontraron una copia impoluta mientras recorrían los callejones de Akihabara buscando DVD´s de zoofilia con mustélidos. Mil gracias, killos.

 –

Facebooktwitterredditmail

2 thoughts on “Reseña: Macross 30 (PlayStation 3)”

  1. Lo bueno de que resultase tan difícil de encontrar es que nos jinchamos a encontrar deuvedeses de comadrejas en lencería!

    Gran (y enciclopédica, como no podía ser menos!) reseña! Aunque para mi Macross siempre será la serie de los aviones con pies ^_^U

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.