AkibaHole

Tu Pozo de Mierda Nipona

Reseña: Gundam Versus (PlayStation 4)

Hará cosa de unos dos años pasé un rato muy agradable contándoos que tal me había parecido el Gundam Extreme VS FullBoost. Dicho juego llevaba ya más de un lustro siendo una de las franquicias más rentables y exitosas en los recreativos nipones, pero que nunca se asomaba a nuestro tercermundista mercado occidental. Desde entonces hemos tenido otra versión arcade (el llamado MaxiBoost) y una conversión para PSVita (Extreme Vs Force) que sí llegaría a nuestros mercados en formato digital y que no os comenté en su momento porque, siendo sinceros, era horrorosa y palidecía en calidad frente a cualquiera de las versiones de PSP. No tardarían en llegarnos rumores de una versión para PS4 que aprovechase todas las posibilidades de la flamante plataforma de Sony, tanto en potencia técnica como en infraestructura online. Algo que la propia Bandai Namco andaba pidiendo a gritos: la posibilidad de internacionalizar una de sus franquicias más lucrativas en recreativos mediante esa etiqueta tan de moda como mosqueante que es el “E-Sport”.

 

No voy a aburriros contándoos de nuevo las excelencias del sistema de combate que tiene un Gundam VS, pues ya lo hice con detenimiento en la reseña que os recuerdo arriba. Sí os puedo comentar como novedad que se ha seguido la tendencia que ha ido imperando en las nuevas entregas de juegos de lucha emblemáticos. Me refiero a la gran decisión que tomaron en su momento Street Fighter IV o Guilty Gear Xrd de simplificar ligeramente las mecánicas y facilitar la ejecución de los movimientos para que los novatos tuviesen un poco más sencillo el acceso al juego sin desmerecer todas las habilidades y experiencia con la que ya cuentas los más veteranos. Aplicado a Gundam Vs, esto significa que realizar ataques cercanos es ahora más simple, que los Mobile Suits responden con más presteza a nuestras instrucciones, que el manejo de ciertas técnicas ya no necesita diplomados en ingeniería aeroespacial (hola, Fin Funnels) y que, en general, pasaremos menos tiempo dando vueltas por el escenario como pollos sin cabeza mientras nuestros rivales nos crujen a tiros. Lo que no quita para que aquellos que le llevan echando horas desde los tiempos de la PS2 sigan pasando por encima de un novato como una apisonadora simplemente porque saben cuándo recargar, cuándo cubrirse y qué robot es mejor para cada ocasión. ¿El apartado gráfico? Resultón, muy superior al de FullBoost y también mejor que su actualización en recreativa MaxiBoost. Modelos más detallados y a más resolución, escenarios más destruibles sin alharacas y en general todo más limpio y bonito. A cambio perdemos la posibilidad de jugar en pantalla partida dos a la vez, y nos toca jugar por internet sí o sí. Quizás chincha un poco el que, cuando un Mobile Suit es destruido, las partes interiores apenas tengan detalle y de la impresión de que lo que nos hemos cargado es una maqueta andante en vez de un robot de 18-20 metros de alto. Estaría francamente bien que se pudiesen apreciar los daños durante el combate y poder ver como nuestros robots van perdiendo pintura, los escudos se van agrietando y los cables rotos cuelgan entre las articulaciones mientras echan chispas. Pero no creo que Bandai Namco esté por la labor de pegarse esa currada de diseño por algo que consideran tan secundario. El tema musical es bastante mejorable, pues si bien contiene los temas principales de las series ya podrían haberse estirado un poco más con la cantidad de canciones y melodías porque con un juego tan grande y tantísimo por hacer se quedan cortas muy rápido.

 

Gundam Barbatos improvisando una entrada dinámica. 

 

Y llegados a este punto, toca meterse en tema polémico. ¿Y eso? Pues porque Gundam VS adopta sin rubores el modelo de negocio de Street Fighter V y apuesta por enfocarse al online y a la competición, con reequilibrios frecuentes, temporadas y DLC´s por arrobas. Algunas de las decisiones tomadas claman al cielo y son una evidente declaración de principios: esto es un juego como servicio, va a durar años y te vamos a sacar la pasta mil veces. por ejemplo: el juego lleva apenas una semana en la calle y ya tenemos para comprar 8 Mobile Suits más, algunos realmente molones como el Nightingale de Char Aznable. Es más, se nota tanto que van a inflarnos a DLC´s que han metido únicamente a los robots de la primera temporada de la serie en cuestión, dejando los modelos más poderosos para más adelante y de pago. De esta manera tenemos para pilotar el Freedom, pero no el Strike Freedom; el Exia pero no el 00 Riser; el 00 Quan-T; el Barbatos pero no el Barbatos Lupus o el Lupus Rex; o el Unicorn y Banshee en vez de los Full Armor y Banshee Norn que deberían estar. Por no salir no salen ni el Justice de Athrun Zala o el Gushion Rebake de Akihiro Atland. Está bien que hayan metido a los recientes modelos de esa matanza en forma de serie de TV que es Gundam Thunderbolt, pero se han olvidado de G-Gundam enterita. Este aspecto resulta especialmente puñetero para la comunidad en general y muy especialmente para la comunidad occidental. Es evidente que Gundam VS va a ser apoyado durante largo tiempo en el mercado nipón, pero nada nos asegura que aquí no nos vayan a dejar en alguna versión anterior, sin posibilidad de competir y con mucho DLC inédito.

 

Exia marcándose un chotis mientras el Dynames prepara una buena coz. 

 

¿Fastidia? Como una patada en los huevos. ¿Hace que el juego se sienta vacío? Pues la verdad es que no, porque aquí viene la palada de cal. Gundam Vs viene con casi CIEN modelos distintos para pilotar y dominar, correctamente diferenciados y equilibrados en valores de 200 a 500. Esos modelos pueden adquirir nuevas configuraciones de ataque y defensa que se van desbloqueando según juegas y la cantidad de contenido que trae es realmente aberrante. Tienes modos entrenamiento, distintos survivals y arcade con decenas de rutas y caminos alternativos como para jugar durante semanas sin acercarse siquiera al modo online. Si no eres especialmente competitivo, aún puedes participar en combates con amigos superando modos de juego cooperativos contra la máquina. Constantemente estás subiendo algo de nivel, siempre puedes comprar algo que mejora o añada cosas al juego, por poco que hagas. Esa sensación de progresión y de estar avanzando poco a poco pero de manera constante, unida a la salvajada de personajes, variantes y modos de juego que podemos disfrutar hace que difícilmente se sienta como un juego incompleto. El online funciona bastante bien siempre y cuando tengamos la precaución de activar el que queremos emparejarnos con rivales de todo el mundo. En Europa no hay una afición a Gundam especialmente numerosa, pero si sumamos Estados Unidos y Japón la cosa ya cambia mucho, mucho, mucho. En este aspecto, podemos decir que hace bien todo lo que en Street Fighter V nos parecía que hacía mal. Sí, se echan en falta cosas y va a tener mucho contenido adicional, pero lo que trae desde cero ya es abrumador en su cantidad y funciona maravillosamente bien.

 

El Turn A sigue aguantando carros y carretas a la hora de recibir hostias. 

 

Acabando que ya son horas: Gundam VS se postula como una inmejorable opción para los fans de la serie que deseen revivir sus combates preferidos con todo tipo de locas combinaciones. El juego es accesible, frenético, épico, profundo y provoca unos niveles de adicción malsanos. También parece que va a tener una larga vida y un apoyo constante en forma de actualizaciones, aunque nos tocará pasar por caja en la mayoría de ellas y aquí no existen los pases de temporada. 5 eurazos por robot, y de perdidos al río. Uno de los mejores juegos que podemos disfrutar en nuestro mercado sobre este legendario universo, y un grandísimo juego de lucha. Conociendo el mercado español, dudamos que tardéis más de 2 meses en verlo por 15 euros mientras se matan por el Achachins de turno.

 

Kim Kapwham

Kim Kapwham

Fundador y Pater Familias de AkibaHole, así como CEO de Kapwham Enterprises S.L. Viejuno, heavy, gruñón y malaleche; desfoga sus múltiples querellas contra el mundo frente a juegos de lucha o matamarcianos.
Kim Kapwham

Anterior

Reseña: Super Robot Wars V (PS4/PSVita)

Siguiente

Editorial – Akibahole cumple 6 años.

2 Comentarios

  1. A mi lo que me molesta es que no hayan puesto al Gundam X. Es el personaje que mejor controlaba en los versus anteriores y ahora me lo quitan. Es evidente que acabarán poniendolo como DLC al igual que el God Gundam y compañía.

    Espero sinceramente que el sigan soportando el juego online en europa, porque si no, el trofeo de las 1000 partidas online no me lo voy a conseguir en la vida…

    PD: Bright Noa es la mejor waifu. Los 50000 puntos mejor invertidos

    • Kim Kapwham

      Kim Kapwham

      Prueba a echar partidas de 1vs1, van a toda leche y a partir de las 21:00 hora española encuentras bastante gente. Yo ayer en hora y media eché ventipico partidas, que no me parece mal ratio.

      Hasta las voces de acompañamiento están mal escogidas. A ver quién coño se va a dejar 50.000 puntos en Christina Sierra cuando es un cadáver. Podían haber puesto a alguna de las capitanas tetudas o incluso a Feldt, pero supongo que esas las dejarán para DLC también. Cualquier día de estos pondrán para comprar a Rinko Iori y eso va a ser la apoteosis.

Deja un comentario

Creado con WordPress & Tema de Anders Norén