Siete años ya. Madre del amor hermoso. Ni yo mismo pensaba que esto iba a durar tanto. Si os soy sincero, no pensaba que iba a pasar del primer o segundo año. Cuando monté AkibaHole fue un mero acto de encabronamiento, así de simple. Una respuesta visceral de mera resistencia por no acabar con un portazo arbitrario a toda la actividad periodístico-frikosa que había ido realizando desde el año 2000 en Hentype, Gametype, Anitype, MundoH, OneZ, diversos fansubs y más sitios que me cuesta recordar.

 

Y aquí estamos un año más. Hemos tenido nuestros más y nuestros menos, temporadas buenas y otras no tanto. En mi opinión, este último año na sido de los malos, aunque no peor que ese nefasto 2016-17 que casi me hace tirarlo todo por el retrete. Tendría que ser muy cínico para afirmar que este año me van peor las cosas que el anterior. He terminado la carrera con la que he decidido mandar definitivamente al carajo el tercermundista sector de la informática en España y sacar un poco la cabeza del hoyo. He encontrado un curro estable y si todo va bien en breve sabré si me hacen indefinido o no. Incluso me ha permitido pagar algunas de las deudas que he ido acumulando durante estos años de mierda. De lo único que podría quejarme es de que mi habilidad con el Guilty Gear Xrd está bajo mínimos, rozando el ascopena. Es un tema sobre el que pienso tomar medidas en breve, aunque hay otros que corren más prisa.

 

 

El primero de ellos: el podcast. No es que lo tenga olvidado, de hecho llegamos a grabar uno bastante extenso sobre Monster Hunter World… hasta que descubrimos que Audacity nos había troleado bajando el volumen de grabación a mitad de programa con lo que gran parte quedó completamente ininteligible. Tenemos ya planeado uno para esta semana y la intención es ir sacando mínimo uno al mes y si son más, mejor. Al menos el tema de las cuatro paredes para grabar lo tenemos solucionado y os aseguro que era un problema asaz puñetero.

 

Segundo tema: las reseñas. Aquí tengo una duda metafísica trascendental. Como bien sabéis, mi ética profesional me impide analizar un juego hasta que me lo he terminado ya que siempre he opinado que si no el análisis no es serio. El problema radica en que ya no me dedico profesionalmente a esto por lo que no sé si realmente a estas alturas le importarán dos leches a nadie un análisis sobre Persona 5, Nier Automata o semejantes. Tampoco es que me importe mucho, no voy a engañaros. Esto no es un medio generalista y las visitas tampoco es que sean para tirar cohetes. Claro que el ser 100% independiente me permite decir lo que me apetezca sin tapujos y ya después el personal se fiará de mí o no pero difícilmente van a pensar que estoy comprado. Eso lo dejo para La Prensa Del Movimiento, que en estos momentos todavía anda indecisa entre seguir poniendo en portada gilipolleces sobre RDR2 o haciendo control de daños con el Diablo para móviles y recordando a todo el mundo que Blizzard es güeeeeena y hay que comprarlo todo de ellos.

 

Tercer tema: y más que nada es un manifiesto de continuidad. Es un hecho comprobable que muchísimos medios están “cambiando sensibilidades” y “adecuando contenidos” según yoquesé agenda que tengan que les haga ser más guays en los índices de SEO o la subvención de turno. Si de algo me enorgullezco es de jamás haberme cortado con mis opiniones y la hemeroteca es larga para verificarlo. Aun así, creo que nunca está de más repetirse si es por una buena causa así que lo dejaré por escrito: AkibaHole va a continuar con su línea editorial. Simple y llanamente. No vamos a dejar de hablar sobre hentai o sobre videojuegos otomes, ni sobre fetiches nipones revientamentes, ni sobre juegos que al parecer ahora son de mal gusto como Senran Kagura o Dead Or Alive, ni sobre absurdas censuras, comportamientos éticamente condenables en la industria o todo lo maravilloso del culo de Kai Schulen. Podremos hacerlo mejor o peor y por supuesto vosotros tenéis la libertad de leernos o de mandarnos al carajo como siempre habéis tenido. Pero no vamos a admitir que venga alguien a decirnos sobre lo que podemos o no podemos dejar de escribir. Estamos ya muy mayores para esa clase de gilipolleces.

 

Poco más me queda por decir a estas alturas. Un año más, agradeceros vuestra paciencia y vuestra fidelidad a este pozo de mierda nipona. Esperamos estar a la altura de ambas. Tenemos un año para demostrarlo así que aquí estamos. Y aquí seguimos.

 

Postdata: aún estoy trabajando en la nueva apariencia. De momento lo que veo me gusta, pero quiero cambiar la cabecera y repensar ciertas secciones. Dadme un pelín de tiempo, que llevo 4 días de jornada de 12 horas y media.

Postdata 2: La idea de crear un canal de Telegram para hablar no me parece mala idea como complemento a AkibaHole, pero me gustaría preguntar antes a los lectores antes de abrirlo para hacerme una idea. Si queréis darme vuestra opinión sobre el tema en los comentarios, pues zumbidos de Twitter que me ahorro.

Facebooktwitterredditmail

3 thoughts on “Editorial: AkibaHole cumple 7 años.”

  1. Coño como ha cambiado esto, pero vamos en principio lo veo chulo aunque echo en falta el número de comentarios en cada reseña para saber si hay algo nuevo que leer pero por lo demás bien, yo a estas cosas me acostumbro rápido.

    Y eso, felicidades y a seguir así y en tu línea, y al que no le guste o se ofenda que se vaya a darse un par de cabezazos con una esquina.

    Y vivan las tetas niponas joder!

    Es más, vivan las tetas!

  2. Si, 7 años, como pasa el tiempo, yo eh estado desde el comienzo, no comento mucho, pero apoyo moralmente vuestra caritativa labor.
    Felicidades por un año más y muchas gracias por todo el curro de mantener este blog.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.