Reseña: Senran Kagura Estival Vs (PlayStation 4/ PS Vita)

.

“…porque todos los jugadores que acudíamos a los recreativos de Gran Via 51-”

“Disculpa, querrás decir jugadores y jugadoras”.

“Digo jugadores porque aquello era un campo de nabos, y aunque uno de ellos fuese más marica que un palomo cojo jamás se puso peluca, maquillaje o falda. Ahora, si dejas de interrumpirme con at diccionario, continúo.”

.

Vivimos tiempos convulsos. La semana pasada conocíamos que una pose absurda de Overwatch, el próximo juego de Blizzard sería eliminada porque a una madre le parecía que dar la espalda sexualiza y ofende. El insigne diseñador Akira Yasuda (Akiman), creador de alguno de los personajes femeninos más memorables de la historia del videojuego, confesaba que habían tenido que rediseñar trajes en Star Ocean 5 no fuese que alguno fuera a quejarse por imaginarse cosas. Dead Or Alive Xtreme 3 cancelaba su distribución en Occidente para evitar cabreos a la vez que dicho título rompía todos los récords de reservas y ventas en la conocida tienda PlayAsia. Todavía colean los cortes realizados a Street Fighter V en los personajes de Rainbow Mika y Cammy por realizar poses “incómodas”. Parece que uno no puede escribir media línea sin revisar siete veces no sea que alguien vaya a sentirse ofendido y venga a tocar los cojones, a pedir tu cabeza en una estaca o llevarte al juzgado. Tiempos en los que un absoluto genio del humor como es John Cleese confiesa en entrevistas que hoy en día no se atrevería a rodar una película como fue La Vida de Brian. O sin tener que salir del país, imaginaros la que se montaría si pasado mañana alguien tuviese las pelotas de hacer un sketch humorístico en horario de máxima audiencia anual como este o este otro. Vamos, que esto no pasaba ni en los 90, ni en los 80 ni casi en los 70 con censura franquista incluida. A ver cuanto tarda alguien en venir ofendido.

.

Pero no pienso gastar ni una sola línea más en esta patulea de cretinos con foulard y féminas con bigote estilo Gottfried Feder. Simplemente cerraré el inciso confesando que me resulta vergonzoso que haya que alegrarse inmensamente porque un juego llegue a nuestras manos intacto y sin mayor censura que la que establece la ley japonesa. Una censura que, recordemos bien, prohibe la exhibición de genitales en pleno siglo XXI. Y mandar todos los loores y alabanzas del planeta a un tipo como Kenichiro Takaaki: capaz de reírse de sí mismo y de lo que le rodea, de hacer juegos rebosantes de buen rollo, cachondeo y que nos considera lo suficientemente inteligentes como para dar por sentado que cuando él afirma que las tetas son la alegría de la vida y los culos son entrañables como el hogar no vamos a tomarlo por un violador falócrata opresor destacado del heteropatriarcado.

.

estivalVs-04

.

Pasemos a cosas más alegres: Senran Kagura Estival VS, segunda incursión de la saga de las ninjas adolescentes de generoso perímetro mamellar en las consolas de Sony. Recordemos que la saga nace en 3Ds y allí mantiene su línea argumental principal. PSVita recibió la subsaga Shinovi Vs con notable éxito de ventas, y más tarde el divertidísimo juego musical Senran Kagura Bon Appetit. Así que solo era cuestión de tiempo que Asuka, Homura y toda la tropa volviesen a visitar las consolas PlayStation, repitiendo en Vita y entrando por primera vez en PlayStation 4. Entrada que le ha sentado magníficamente al juego, para qué engañarnos, pero no adelantemos acontecimientos.

.

Una cosa es cierta: si te tiras años intercambiando guantazos con gente sin que nadie termine de ganar y sin consecuencias fatales al final vais a terminar más amigos que gorrinos en una charca. El roce hace el cariño, o al menos eso se dice. Las muchachas de Senran Kagura ya llevan partiéndose la cara y las ropas desde 2011, por lo que tenemos situaciones tan ridículas como que una facción se vaya de cámping con las ninjas fugitivas traidoras a las que supuestamente deben perseguir y asesinar. En este caso las cuatro facciones habituales (Hanzo, Gessen, Hebijo y la escuadra errante de Homura) se ven teletransportadas a una paradisíaca isla en mitad del verano. No tardarán en ser recibidas por la venerable Sayuri: la abuela kunoichi de Asuka, con 81 años en cada pata y repartiendo unas leches que tiembla el misterio. Al parecer necesita la colaboración de todas las presentes junto a las novísimas hermanas Mikagura para la celebración del llamado Festival de Verano de Kagura, que se celebra en dicha playa y sirve para apaciguar los espíritus de los ninjas caídos en combate que todavía no han aceptado su muerte. Una excusa como otra cualquiera para empezar a repartir leñazos en tan bucólico paraje, si no fuese porque a las mozas les apetece más ponerse bikini y disfrutar de la playa, lo que provoca no pocas situaciones hilarantes dada la bisexualidad rampante de personajes como Katsuragi o Imu. Este argumento evolucionará poco a poco cobrando tintes más dramáticos según avance la historia. No en vano, estamos hablando de la posibilidad de poder volver a encontrarnos con aquellos que murieron de manera inesperada. Si eso no os parece una temática digna, mejor dedicarse a otra cosa.

.

estivalVs-02

.

En el aspecto técnico no voy a engañaros: esto no es un juego puntero. Los escenarios no son ni grandes ni muy detallados, aunque se han incorporado distintas alturas y la posibilidad de correr por las paredes. La versión PSVita mejora un poco lo visto en Shinovi Vs; pero la parte del león se la lleva PS4 con unos agradecidos 60 fps y una cantidad de enemigos en pantalla de más del doble. No vamos a encontrarnos auténticas saturaciones de enemigos como se vieron en algunos Dinasty Warriors o el incomprendido N3 – Ninety Nine Nights, pero sí nos atacarán bastantes rivales a la vez y será raro que nuestro contador de combos baje de 1000 hits. Además, ahora los enemigos también perderán ropa según les zurramos. Como era de esperar la parte más trabajada del juego vuelven a ser los modelados de las protagonistas, con un cellshading agradable y unos detalles en ropas y armas más que competente. Especialmente destacable me parece la mejora que han sufrido los ninpos de nivel 3 de las 4 protagonistas. Ahora en vez de un ataque genérico muy potente han copiado todas la impresionante transformación de Homura en Crimson Homura y cada una cuenta con un segundo estado exageradamente poderoso. La expresividad que se ha logrado durante ese tipo de golpes me parece incluso superior a la que se logra en más de un anime prefabricado de los de hoy.

.

¿De duración como anda? Pues la campaña principal consta de 8 dias con varias misiones en cada uno, y podemos tardar fácilmente 10 horas en completarla, secretos aparte. Si nos dedicamos a buscar y destruir altares iremos desbloqueando los modos historia de cada personaje con lo que llegaremos a sumar 27 historias con cinco o seis misiones cada una. Y si ya nos dedicamos a buscar todos las “terminaciones creativas” (hermosa manera de llamar a acabar con una rival con un ninpo y que haga alguna posecita en pelotas), a conseguir todos los objetos de la tienda o a sacar todos los conjuntos de ropa interior la cosa puede desmadrarse. Y eso sin contar con los modos de juego online o el DLC. Por cierto, en el siempre espinoso tema del DLC tenemos una de cal y otra de arena. Daidouji y Rin, que anteriormente eran de pago, ahora son accesibles sin soltar un duro. Los personajes que podemos comprar están bastante bien, en especial la superpoderosa Kagura y la recién llegada de Dead Or Alive/Ninja Gaiden Ayane. Pero lamentablemente por problemas de licencias, derechos y pollas en vinagre nos quedamos sin los personajes del manga y serie de animación Ikkitousen, que estaban fenomenal. Una verdadera pena, porque llevo diciendo años que la fórmula de un Dinasty Warriors o un Senran Kagura sería ideal para adaptar series fanservice como la mencionada Ikkitousen, Queen´s Blade o Bikini Warriors.

.

estivalVs-03

.

Y luego está el tema del humor. Sinceramente, me cuesta pensar que alguien pueda presentar Senran Kagura como un ejemplo de la cosificación de la mujer. Hablamos de un universo tan absurdamente cómico que tomárselo en serio es como acusar a Mortadelo de apología de la violencia. Hablamos de un juego donde la gente es tan lerda como para identificar el cumplimiento de la justicia con el hablar mono, donde aguerridas ninjas con extraordinarios poderes viven en una cueva y se alimentan de algas porque no tienen un duro o compaginan arriesgadas misiones ninja con carreras de dibujante de manga amateur. Donde alguien puede proponer un concurso de sujetar bragas con la boca y a nadie le parece extraño. Por no hablar de las hermanas masocas que piden a gritos que las maltraten y les regalen Dark Souls 3. Si buscáis historias trascendentales que os muestren los distintos tonos de gris de la psique humana… aquí no la vais a encontrar.

.

estivalVs-06

.

Acabando que ya son horas: continuación meritoria del ya meritorio Shinovi Vs, justito técnicamente en PS4 pero honesto, sincero y transgresor como pocas cosas se han lanzado en lo que llevamos de año. Buen juego para iniciarse en la saga, imprescindible para los veteranos y la entrega más redonda por el momento de la franquicia. Y sin que sirva de precedente le damos un diez a la distribuidora que no sólo nos ha traído el juego exactamente igual que en Japón y con distintas versiones especiales la mar de completas, sino que se ha currado una de las campañas de promoción más acertadas que puedo recordar. Desde los ya famosos tres vídeos cachondeándose de Tinder a los más sutiles como son la novela digital de Rapunzel La Pequeña Shinobi por Mirai (escrita desde los ordenadores expuestos en el Carrefour), el LiveJournal de Murasaki la hikkikomori, el blog de moda y cotilleos de la ganguro Shiki, la página de DevianArt de Murasaki o el Instagram de las golosinas de Minori. Solo falta el OVA especial a modo de precuela que salió el verano pasado, pero es tremendamente fácil de encontrar traducido en vuestros trackers habituales.

.

estivalVs-05

.

Juegazo del milenio. GOTM. 250/40 en Famitsu. Máxima puntuación en la Guía Peñín. Love & Hometown.

.

Los trailers falsos de Senran Kagura: Estival Vs son lo puto mejor de este universo.

Otra cosa no será, pero la gente que trabaja en Marvelous Entertaiment se lo pasa pipa durante sus obligaciones. Conocemos de sobra al productor Kenichiro Takaki, su afición por la anatomía femenina y sus juegos de Senran Kagura, pero su faceta como publicista coñero sobrepasa todas las marcas concebibles. Ya hace unos meses nos partíamos la caja de risa con el recién inaugurado “Departamento de Ingeniería Mamellar” y la manera de la que se cachondeaban de los cascos VR tipo Oculus Rift, pero su última creación logra sobrepasar todos los límites de la trospidez más abyecta.

.

.

Durante el citado video, podemos ver como los principales ingenieros del proyecto “Head Mount Pi-Play” (haciendo una coña con el sonido Pi para que suene Oppai, es decir, grandes tetas) descubrieron algunas dificultades técnicas que les hicieron avanzar en otra dirección. Vemos como Kenichiro Takaki, Yaegashi Nan y otros ilustres salidos del estudio conciben una nueva máquina capaz de “trascender los límites existentes entre el mundo real y el digital”. Mediante la inclusión de servomotores y osciloscopios que controlan el bamboleo horizontal y vertical de un pecho femenino en movimiento se logra un realismo mucho mayor.

.

El toque de genialidad viene por parte del “Consejero Delegado de Tetas Gigantes” Hisashi (famosísimo dibujante hentai) quien sugirió que incorporar esta tecnología a una cinta continua para hacer footing conseguiría eliminar de un plumazo las tasas de obesidad y sedentarismo entre la población otaku, dotándolos de mayor atractivo físico, resistencia, vigor y longevidad. Gracias a esta conversión, el antaño inoperante y hikkikomori sector de los otakus masculinos se convertirán en un prestigioso grupo de provecho para la sociedad nipona, gracias a su impacto radical en los índices de natalidad del país.

.

Desde AkibaHole, apoyamos este tipo de iniciativas al 100%, y creemos firmemente que pueden hacer de este planeta un lugar mejor y más hemoso. Go for it, Taka!.

.